Que secuelas deja la morfina?

¿Qué secuelas deja la morfina?

La morfina puede ocasionar problemas de respiración graves o que pongan en riesgo la vida, especialmente durante las primeras 24 a 72 horas de su tratamiento y en cualquier momento en que se incremente su dosis. Su médico le supervisará atentamente durante el tratamiento.

¿Qué hace la morfina para el dolor?

La inyección de morfina se usa para aliviar el dolor de moderado a fuerte. La morfina pertenece a una clase de medicamentos llamados analgésicos opiáceos (narcóticos). Funciona al cambiar la manera en que el cerebro y el sistema nervioso responden al dolor.

¿Qué hace la morfina en el cuerpo humano?

La morfina es un analgésico agonista de los receptores opiáceos µ, y en menor grado de los kappa, en el sistema nervioso central. Se combina con los receptores opiáceos del cerebro y bloquea la transmisión de estímulos dolorosos de forma que, incluso si la causa de dolor persiste, hace que se sienta menos dolor.

LEA TAMBIÉN:   Que pasa si tengo la homocisteina alta?

¿Cuáles son los efectos secundarios de la morfina?

La morfina puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si cualesquiera de estos síntomas son intensos o no desaparecen: dificultad o dolor al orinar. Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta alguno de los síntomas siguientes, llame a su médico inmediatamente:

¿Cuáles son los síntomas de la sobredosis de morfina?

El cólico biliar y el dolor abdominal severo subsiguiente son frecuentes en las sobredosis de morfina. Con las altas dosis, la rigidez en un músculo y sacudida repentina e involuntaria de un de los miembros y de los músculos denominado mioclono pueden manifestarse.

¿Cuáles son los síntomas de la retirada de morfina?

Si no puede obtener más morfina, se van a experimentar efectos desagradables, que serán ser síntomas de enfermedad causados por la retirada; también se conoce a esto como dopesickness. Esto significa náuseas, vómitos, calambres musculares y dolores, escalofríos, sudoración, inquietud e irritabilidad.

¿Cómo se toma la morfina?

La administración de la morfina o sus derivados se realiza a través de parches que se aplican en la piel, por vía oral y parenteral (en el ambiente hospitalario). Resulta un eficaz calmante para dolores severos, siempre que previamente se hayan probado otros analgésicos para calmar el dolor y que éstos no hayan sido efectivos.