Quien debe pagar la hipoteca de una casa en caso de divorcio?

¿Quién debe pagar la hipoteca de una casa en caso de divorcio?

La ley no dice nada al respecto de quién debe pagar la hipoteca de una casa en caso de divorcio, y lo deja abierto a una negociación entre las partes. Sin embargo, la justicia a través de sus sentencias, ha determinado que una hipoteca puede ser equiparada con una Carga del Matrimonio.

¿Cuál es la diferencia entre un divorcio y una hipoteca?

Distinto sería el caso que solo uno de los cónyuges sea el titular de la hipoteca. En ese caso, las cosas son más simples, ya que la deuda recaería solo en una persona, y el cónyuge no se encontraría obligado a pagar la hipoteca, a no ser que la sentencia de divorcio establezca lo contrario.

LEA TAMBIÉN:   Que es la medicina preventiva y como nos ayuda a nosotros como profesionales de la salud a la prevencion de enfermedades?

¿Qué pasará con la hipoteca si la pareja decide separarse?

Si la pareja decide separarse, el régimen bajo el que se contrajo matrimonio determinará en gran medida qué pasará con la hipoteca. El divorcio es un proceso complejo al que se enfrenta una pareja una vez que decide separarse, sobre todo si compartía alguna deuda como un crédito hipotecario.

¿Qué se hace con la vivienda familiar en un divorcio con la hipoteca pendiente?

En un divorcio con la hipoteca pendiente, la primera cuestión que suelen plantearse los cónyuges es qué se hace con la vivienda familiar. Y es que hay que tener en cuenta que, independientemente de qué se decida hacer finalmente con la casa, hasta entonces, el pago de la hipoteca sigue siendo responsabilidad de ambos titulares.

¿Cuánto cuesta pedir una segunda hipoteca?

Los trámites para pedir una segunda hipoteca son los mismos que cuando se constituye la primera hipoteca. Los gastos comprenden la tasación, que puede oscilar entre los 200 y 400 euros, la notaría para hacer la escritura pública, el Registro de la Propiedad y la gestoría.

¿Quién puede pagar la deuda de una hipoteca?

Además el Juzgado podrá requerir el pago de la deuda, además de al deudor, al hipotecante no deudor y al tercer poseedor del bien. Es decir, que el banco se asegura de que por un lado o por otro podrá cobrar. EL PAGO DE PRINCIPAL E INTERESES TRAS LA SUBASTA.