Como conciliar las cuentas por cobrar?

¿Cómo conciliar las cuentas por cobrar?

Para poder hacer la conciliación de cuentas por cobrar de una forma fácil y rápida la solución es utilizar el software de Finanzas IQ que da la facilidad de hacer la conciliación de manera automática o manual para tener el control de tus cuentas y tus movimientos ordenados de forma sencilla.

¿Qué son las conciliaciones de cuentas?

La conciliación en la contabilidad es el proceso interno, a través del cual se realizan las verificaciones que permiten saber si se ha estado llevando una contabilización transparente de los procesos bancarios. Es por esto último que, a este tipo de conciliación, también se le conoce como conciliación bancaria.

¿Cómo conciliar los ingresos y gastos de una empresa?

Para tener la conciliación bancaria bien hecha, es importante llevar al día las cuentas de la empresa así como los ingresos y gastos, que solemos tener registrados en libros contables como el libro mayor y el libro diario. Debemos conciliar los importes correctamente con todas las cuentas que pueda tener la empresa.

LEA TAMBIÉN:   Como realizar una tos efectiva?

¿Cómo realizar la conciliación bancaria paso a paso?

Vamos a ver un ejemplo de conciliación bancaria, para saber cómo realizar la conciliación bancaria paso a paso. En primer lugar, debemos tener cerca el extracto bancario de la cuenta a conciliar, y los libros de contabilidad o el registro de ingresos y gastos.

¿Qué es una conciliación fiscal?

Una conciliación fiscal no es solamente un requisito para la declaración anual de los contribuyentes, sirve a su vez para determinar y comprobar el resultado fiscal del contribuyente, siendo de gran utilidad para prever o corregir posibles discrepancias ante el SAT. ¿Qué tomar en cuenta para mi conciliación contable-fiscal?

¿Cómo hacer una conciliación bancaria en Excel?

Si quieres hacer la conciliación de forma manual, aquí tienes una plantilla para conciliación bancaria en Excel. Para tener la conciliación bancaria bien hecha, es importante llevar al día las cuentas de la empresa así como los ingresos y gastos, que solemos tener registrados en libros contables como el libro mayor y el libro diario.