Como se deben cobrar los intereses moratorios?

¿Cómo se deben cobrar los intereses moratorios?

Los Intereses Moratorio se calculan sobre una tasa anual correspondiente al 25\% adicional a la tasa de interés corriente del producto, dividida entre la cantidad de días en un año de 360 días.

¿Cuál es el interes legal que se puede cobrar en un pagare?

Artículo 2395. El interés legal es el nueve por ciento anual. El interés convencional es el que fijen los contratantes, pero jamás será mayor al doble del interés legal.

¿Cómo funciona el cobro de intereses?

La tasa de interés es un cobro que realizan todas las entidades bancarias por prestar dinero. Ese costo corresponde al riesgo que corre la entidad al entregar el dinero y los gastos administrativos que implican realizar estos préstamos.

LEA TAMBIÉN:   Como planificar si soy menor de edad?

¿Cuál es la fecha de emisión de una factura de retraso?

Así, por ejemplo, una factura recibida con retraso y con fecha de emisión correspondiente a Octubre de 2016 puede ser considerada en la determinación del Crédito Fiscal hasta Diciembre del mismo año, concurriendo los demás requisitos legales y reglamentarios.

¿Cómo se calcula el retraso de facturas impagadas?

También se tiene en cuenta el retraso en días a contar desde el día siguiente al límite del pago hasta el momento de pago de esas facturas impagadas. Asimismo, también se calcula el interés legal del dinero a estos efectos. ¿Te ha servido de ayuda?

¿Cómo cobrar el interés mensual de una factura?

También eso lo debes haber establecido en el documento propiamente, generalmente en la parte inferior de la factura o a la izquierda antes del Total se debe colocar esta leyenda: «Después de su vencimiento esta factura generará un interés mensual de xx\%». Si colocaste esa leyenda podrás cobrar ese interés.

LEA TAMBIÉN:   Quien invento el acondicionador de cabello?

¿Qué hacer cuando un cliente atrasa el pago de sus facturas comerciales?

Cuando un cliente atrasa el pago de sus facturas comerciales, el empresario se enfrenta a varios dilemas: uno es suspender la entrega y otro es cobrar los intereses sobre el atraso de esas facturas. Es una posición delicada, más cuando el cliente es uno de los más importantes de la empresa.