Que tan importante es un logotipo?

¿Qué tan importante es un logotipo?

El logo es la primera presentación de una empresa ante los consumidores. Si se diseña bien, puede despertar el interés del público y darle ganas de descubrir más sobre la empresa; pero si no es así, podrías perder bastantes clientes potenciales e incluso acabar con tu negocio.

¿Por que elegir un logo?

-El logotipo ayuda a construir, junto con otros elementos, la imagen de la marca. -Tener un logotipo fácilmente reconocible transmite un sentimiento de confianza en el cliente. -Permite una fácil identificación de la marca en cualquier plataforma.

¿Cómo justificar la creacion de un logotipo?

¿Cómo justificar un logotipo a un cliente?

  1. Solo las propuestas justas y necesarias.
  2. No presentes más de dos o tres propuestas de logo.
  3. Explica cómo llegaste a la idea.
  4. Cuéntale tu proceso creativo, desarrollado a partir del brief que te ha entregado y las bases ya construidas de su empresa.

¿Qué es un logotipo y para qué sirve?

Empecemos por decir que un logotipo es un símbolo formado por letras o imágenes, un diseño que sirve para identificar una marca, negocio o empresa. En términos de marketing, un logotipo es el diseño gráfico que representa el nombre y/o la marca que tiene un negocio.

LEA TAMBIÉN:   Como funciona la terapia con ultrasonido?

¿Por qué necesitas un logo?

Si no tienes un logo (y uno que destaque), estás perdiendo la oportunidad de hacer que tus clientes recuerden tu marca. ¡Adelante! Como puedes ver, necesitas un logo: es una parte vital de la construcción de un negocio y una marca exitosos.

¿Por qué es importante el diseño de un logo?

Y, si bien es cierto que el diseño del logo es solo una parte de la marca de una empresa, sirve como base para toda la narrativa en la que se basa la marca. Colores, tonos, fuentes … todo esto está determinado por la historia que estás tratando de contar, y tu logo prepara el escenario para esta historia.

¿Qué es un logotipo bien diseñado?

Un logotipo bien diseñado es aquel que cumple las premisas básicas de todo buen logotipo. Debe ser simple, memorable, atemporal, versátil y apropiado. Pero además, tiene que ser identificativo, apropiado a la marca, práctico, muy gráfico y de formas simples.