Que es protegible en la propiedad intelectual?

¿Qué es protegible en la propiedad intelectual?

Este listado del artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual no es cerrado y pueden considerarse como obras protegibles siempre que se trate de creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, aunque no se mencionen en el listado.

¿Qué es la propiedad intelectual resumen?

Propiedad Intelectual (PI): Se relaciona con las creaciones de la mente: invenciones, obras literarias y artísticas, así como símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio. De la propiedad industrial y de la biotecnología se predican los derechos del creador y los derechos de explotación.

¿Qué son elementos patentables?

Se trata de la protección que tiene toda persona natural o jurídica sobre sus invenciones, marcas, modelos de utilidad y otros elementos relacionados con el mercado, la industria y el comercio.

LEA TAMBIÉN:   Cuando hay que empezar a tomar la pildora?

¿Qué es la propiedad intelectual?

La propiedad intelectual es aquel derecho que protege las creaciones del espíritu humano de carácter único y altamente personal. Se trata, por ejemplo, de las obras musicales, literarias, de pintura, escultura, arquitectura, etc.

¿Quién regula la propiedad intelectual en España?

La propiedad intelectual en España viene regulada en la Ley de Propiedad Intelectual (Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril) y su protección corresponde al Registro de la Propiedad Intelectual, dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte.

¿Cuál es el núcleo de la propiedad intelectual?

La propiedad intelectual en España viene regulada en la Ley de Propiedad Intelectual (Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril) y su protección corresponde al Registro de la Propiedad Intelectual, dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte. El núcleo de la propiedad intelectual son los denominados derechos de autor,

¿Qué es la propiedad intelectual de una obra literaria?

La propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor en el momento mismo de su creación. Desde ese momento, el autor y los sucesivos titulares de derechos reciben plena protección de la Ley, sin que para ello se exija depósito o inscripción alguna, o cualquier tipo de divulgación en momento alguno.