Es necesario comprobar la infidelidad para divorciarse?

¿Es necesario comprobar la infidelidad para divorciarse?

Si usted presenta una demanda de divorcio en un estado que admite el divorcio sin culpa, no necesita demostrar ni justificar la infidelidad como una causa de divorcio. Pero, la infidelidad sí puede afectar el resultado final de la sentencia de divorcio. ¿Es necesario comprobar la infidelidad para divorciarse?

¿Cuál es la causa más frecuente para obtener un divorcio?

De hecho, en los Estados Unidos, el adulterio es la segunda causa más frecuente para iniciar un proceso de divorcio. Según estos datos, 59.6\% de los individuos que se divorcian alegan infidelidad como un factor determinante. Sin embargo, un asunto como la infidelidad no afecta la posibilidad de obtener un divorcio en los EE. UU.

¿Es posible obtener un divorcio sin culpa en los Estados Unidos?

Sin embargo, un asunto como la infidelidad no afecta la posibilidad de obtener un divorcio en los EE. UU. Si usted presenta una demanda de divorcio en un estado que admite el divorcio sin culpa, no necesita demostrar ni justificar la infidelidad como una causa de divorcio.

LEA TAMBIÉN:   Cuanto puede costar una casa prefabricada de 50 metros cuadrados?

¿Qué hace un abogado calificado en divorcio?

Un abogado calificado en divorcio puede atender a sus necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en divorcio cerca suyo para hablar sobre su situación jurídica particular.

¿Cuál es la relación entre adulterio y divorcio?

La infidelidad es uno de los motivos por los cuales la gente se divorcia habitualmente. Sin embargo, en ninguna normativa se establece una relación obligatoria entre el adulterio y el divorcio. Hasta los años 80, ser víctima de una infidelidad era la excusa perfecta para divorciarse.

¿Qué es el divorcio?

El divorcio es simplemente la decisión de culminar la unión matrimonial y se puede decidir acudir a un procedimiento de divorcio de manera unilateral y sin necesidad de que haya existido una infidelidad por parte del hombre o de la mujer. Según el Instituto de Política Familiar (IPF), en España ocurren durante un año más de 135.000 divorcios.